Efímeras…

La flor encantadora y delicada que sobre esbelto tallo se mecía, la vio ufana la luz de un solo día, luego desapareció. Guillermo Prieto

Scroll Up