Una realidad…

La perfecta hora de comer es, para el rico, cuando tiene ganas; y para el pobre, cuando tiene qué. Luis Vélez De Guevara

Scroll Up